Comunidad Espiritual

Cuando la atención plena se aplica a la experiencia ordinaria, la verdadera naturaleza de uno mismo se realiza, lo que resulta en la disminución del dolor y una mayor satisfacción con la vida. Las técnicas de meditación que se enseñan en el CMV son de la tradición budista Vipassana tal como le fueron enseñadas a Bernard Uhe por su profesor Shinzen Young , (véase también: www.basicmindfulness.org). La ceremonia Temazcal del Camino Espiritual de los nativos americanos (Red Road o Camino Rojo) también es parte de la práctica espiritual del Centro. El Albergue de Sudación, originalmente llamado Inipi en Lakota y Temazcal en Español, es una ceremonia de purificación que nos vuelve a conectar a los cinco elementos básicos – tierra, viento, fuego, agua y espacio, dando lugar a una mayor apreciación y cuidado de la Madre Tierra (Nikunsi K’un) y lo que Ella ofrece. Las ceremonias se celebran de forma tradicional como le fueron enseñadas a Bernard por sus maestros de La Nación del Círculo de Hierro. Danzantes del Sol y Chamanes locales ecuatorianos que están siguiendo el Camino Rojo a menudo dirigen las ceremonias de sudación. Sesiones tradicionales espirituales andinas de sanación física, hechas por un ecuatoriano del área, también están disponibles en el CMV. Todas las prácticas que se ofrecen en el Centro se complementan fuertemente.

La Sala de Meditación está siempre abierta a los residentes e invitados. El Temazcal se programa con regularidad y también es abierto a los residentes e invitados. La participación en la comunidad es un aspecto importante del Centro. Instrucción de meditación es gratis para el público, nuestros residentes y huéspedes (todos los eventos en el Calendario de la Meditación están abiertos al público). Una porción de las donaciones (Dana) se utiliza para ayudar a los ancianos locales y a los niños.

CMV ha tenido el privilegio de sembrar seis jarrones de Paz en Ecuador. Estos son parte del Programa Mundial de Jarrones de Paz, una visión de Dilgo Khyentse Rinpoche de sembrar Jarrones de Paz en todo el mundo con el fin de restablecer la paz, la armonía y el bienestar (véase: http://www.siddharthasintent.org/peace).

Bernard Uhe es el fundador del Centro de Meditación Vilcabamba (CMV). En 1991, él comenzó a practicar la meditación Vipassana, bajo la dirección de su maestro Shinzen Young. En 1992, fue presentado al Camino Rojo( Red Road: El camino espiritual indígena) y empezó a hacer Ceremonias tradicionales  Temazcal con La Nación del Círculo de Hierro. Después de ocho años de Práctica de la Meditación, retiros, formación de profesores y ceremonias Temazcal, Bernard decidió que quería dar a otros lo que le fue dado por sus maestros. Continuando con la práctica, estudio y trabajo, Bernard comenzó a ahorrar dinero para construir un centro de meditación. Él se unió a su difunto padre Helmut Uhe que era un practicante vajrayana del linaje Nyingmapa del budismo tibetano, con la intención de construir un centro en las montañas de California en el Condado de Trinity. Durante un viaje a Ecuador, Bernard tuvo la oportunidad de hacer una ceremonia Temazcal que fue encabezada por un danzante del sol local en Vilcabamba. Fue en esa ceremonia que Bernard se dio cuenta que quería construir un centro de meditación en Vilcabamba. Le dijo a su padre y juntos decidieron construir un Centro en Vilcabamba. Bernard enseña técnicas de meditación Vipassana, con énfasis en la idea de la impermanencia. La experiencia de la impermanencia ha sido mencionada por los místicos de muchas tradiciones a través de la historia. En la tradición cristiana, se conoce como la adquisición del Espíritu Santo o de Spirito de Santo.

Bernard ha utilizado con éxito estas técnicas para ayudar a las personas que sufren de fobias y del dolor crónico.